viernes, 15 de marzo de 2019

Las Cinco Lecciones de Nanny Mcphee


Hace unos días vimos nuevamente con mi familia la película "El Regreso de la Nana Mágica".  Y volvió a llamarme la atención las cinco lecciones que esta particular niñera le enseña, no solo a los niños, sino que también a los padres de esta familia.  Y pensé que estas lecciones también las puedo poner en práctica con mi familia.  Así que me propuse compartirlas también con todos ustedes que me dan el honor de leer lo que este loco y apasionado padre de familia comparte en la red.

Mi intención no es solo remarcar lo bueno que estas lecciones pueden ser y que son parte de una película, no tengo la intención de hacerle publicidad a los creadores de la película.  Mi intención es que podamos usar estas lecciones para aplicarlas en nuestra vida y la de nuestra familia a la luz de lo que la palabra de Dios dice, porque Dios nos habla sobre estás cinco lecciones desde antes que la Nanny Mcphee apareciera en la historia.

Lección #1
NO PELEAR

Recuerdo que cuando era pequeño, me ponía a jugar luchitas con mi hermano, algunas veces nos poníamos calcetines en las manos como si fueran guantes de boxeo.  Todo empezaba como un juego, divertido y alegre, hasta que uno de los dos resultaba herido, la mayor parte de las veces mi hermano porque como yo era mayor sabía como pegarle para "ganar".  Nunca nos peleamos por enojo, siempre empezaba por juego, pero si he visto algunos niños y hermanos que si pelean por enojo o por odio, incluso por celos.  Dios nos da también una lección en su palabra acerca de no pelear, de estar en paz con todos.  

Romanos 12:14-18 PDT dice: "Pidan que Dios bendiga a los que los tratan mal; pidan bendiciones y no maldiciones para ellos. Alégrense con los que están alegres. Lloren con los que lloran. Vivan en paz y armonía unos con otros. No sean orgullosos, sino amigos de los que la gente desprecia. No se crean mejores ni más sabios que los demás.  No devuelvan mal por mal. Preocúpense por ganar el respeto de todos haciendo el bien.  Traten de hacer lo posible para vivir en paz con los demás."

Yo sé que algunas veces dan ganas de hacer justicia por nuestra propia mano, pero cuando tengamos ese sentimiento en nuestro corazón, detengámonos un momento y pensemos en este versículo: "Traten de hacer lo posible para vivir en paz con los demás",  es nuestra decisión vivir en paz, es nuestra decisión no pelear.

Lección #2
COMPARTIR CON AGRADO

Mi pastor en la iglesia ha dicho esto varias veces: "Busquemos a quien ayudar, siempre hay alguien que tiene más necesidad de la que tengo yo".  Compartir no es fácil, más si es algo que nos gusta mucho o que esperamos por mucho tiempo para poder tenerlo.  Dios nos da la lección de compartir con nuestros semejantes que estén en necesidad, si Dios nos bendice es para que seamos de bendición para otros. 

Proverbios 3:27-28 PDT dice: "Si puedes hacer un favor a quien lo necesite, no te niegues.  No le digas a ningún semejante: «Hoy no puedo, vuelve mañana», teniendo hoy con qué ayudarlo."

Y por si no estábamos convencidos aún, nos dice también en 1 Juan 3:16-18 PDT "Sabemos lo que es el verdadero amor porque Cristo dio su vida por nosotros. Entonces nosotros también debemos dar la vida por nuestros hermanos.  Pero si alguien es rico, y ve a su hermano en necesidad y no siente el deseo de ayudarlo, ¿cómo puede vivir el amor de Dios en él?  Hijitos, nuestro amor no debe ser sólo de palabras, pues el verdadero amor se demuestra con hechos."

Demostremos con hechos entonces amor a los demás compartiendo con agrado de lo que Dios nos ha dado, porque siempre hay alguien que tiene más necesidad de la que tengo yo.

Lección #3
AYUDARSE UNOS A OTROS

Me gusta mucho lo que Jesús comparte acerca de como debemos ayudar los demás en Mateo 25:34-46, donde habla que todos estaremos delante de El y recibiremos una recompensa de acuerdo a la manera en la que hayamos decidido actuar hacia las necesidades de los menos afortunados.   

Mateo 25:34 PDT "»Entonces el rey dirá a los que estén a su derecha: “¡Vengan, ustedes han sido bendecidos por mi Padre! Reciban el reino que ha sido preparado para ustedes desde el comienzo del mundo."

Luego menciona las necesidades que fueron cubiertas y dice: "Tuve hambre y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, fui extranjero y me hospedaron, no tenía ropa y ustedes me vistieron, estuve enfermo y me cuidaron, estuve en la cárcel y me visitaron." Los que oyeron esto no entendían porque nunca vieron a Jesús en estás circunstancia y no recordaban haberle ayudado de alguna manera en cada una de estas necesidades.  Es lo que responde el Rey al final de la historia que Jesús compartía lo que más me gusta y es lo que quiero escuchar cuando yo este frente al Rey.  

Mateo 25:40 PDT "Entonces el rey les responderá: “Les digo la verdad: cada vez que ustedes hicieron algo por mis hermanos más humildes, también lo hicieron por mí."

Lección #4
SER VALIENTES

Humanamente debo confesar que no soy valiente, no soy del tipo de personas que les guste tomar riesgos, o realizar actividades extremas.  

La historia que más me gusta compartir de como aprendí a ser valiente para realizar actividades extremas es la historia de como mi hijo, Juanpa,  me ayudo a superar todos mis miedos en los parques de diversiones, Juanpa naturalmente no le tiene miedo a nada, así que para él era emocionante cada vez que íbamos a un parque de diversiones y podía subir a un nuevo juego mecánico porque ya había crecido más, yo por otro lado iba todo el camino hasta el parque y hasta el juego, pero decidí que no le transmitiría mis miedos a Juanpa.  Así que una de las primeras veces que subí con Juanpa en uno de esos juegos mecánicos que toda mi vida me habían aterrorizado, con mis ojos entrecerrados por el miedo, pude ver a Juanpa feliz con los brazos levantados, fue cuando decidí probar como se sentía estar en ese juego con los ojos abiertos, fue entonces que mi perspectiva cambio, me di cuenta que al ver hacía donde me movía en el juego eliminaba todo el temor que yo sentía al tener mis ojos cerrados, incluso podía realmente disfrutar la emoción de sentir la adrenalina corriendo por mi cuerpo y gritar, no de miedo, sino de felicidad y gozo de ser capaz de vivir una emoción como esa.  

Esta experiencia con Juanpa me recordó lo que dice la Biblia en Hebreos 12:2 PDT "Fijemos nuestra mirada en Jesús, en quien la fe empieza y termina."  No pongamos nuestra vista en lo difícil que pueda ser la situación por la que estemos atravesando en estos momento pongamos nuestros ojos en Jesús y veremos como nuestra perspectiva cambia y se amplia nuestra esperanza, así como a mí me cambió la perspectiva abrir mis ojos en un juego mecánico que me había aterrorizado por 38 años.

"Te repito: sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te desanimes porque el SEÑOR tu Dios estará contigo donde quiera que vayas." Josue 1:9 PDT

Lección #5
TENER FE

Fe es la certeza de que lo que se espera va a venir, es la convicción que tenemos en algo aún cuando no lo vemos.  

Hace algunos años con mi familia pasamos una situación financiera muy difícil, a tal punto que una noche no podía dormir, me levante de la cama y baje las gradas para ir por un poco de agua a la refrigeradora, mientras tomaba agua le pregunte al Señor que era lo que quería que aprendiera de esta situación que estábamos viviendo, que era eso tan importante que no debía olvidar porque nunca antes había perdido el sueño por estar preocupado por dinero.  Fue en ese momento que levante mi vista y vi pegados en la puerta de la refrigeradora tres magnéticos que yo le había regalado a mi esposa hace algunos años, y estaban colocados en este orden: Gozo, Fe y Familia.

Eso era lo que Dios quería que aprendiera, o mejor dicho, que no olvidara.  No debía perder el Gozo en medio de lo que estaba pasando aunque como ser humano no veía una salida, una solución o una respuesta a mi situación actual.  Debía tener Fe que como te dije al principio es tener la certeza y la convicción de que aunque en ese momento no lo veía, todo iba a estar bien si yo no perdía la Fe en aquel que había cuidado de mí todos mis años de vida y había concedido todos mis sueños aún aquellos que nadie sabía, uno de esos sueños era mi Familia, mi Familia era más importante que la situación difícil, es más importante que tener muchas cosas materiales, es más importante porque es el regalo que Dios me dio y es más importante porque yo soy el responsable de guiarles y amarles.

Fueron tres años difíciles, donde, te soy honesto, por momentos perdía el gozo, porque soy humano, pero siempre Dios que es más grande que yo y que mis angustias, me recordaba que si tenía fe y no descuidaba a mi familia, las cosas estarían bien.  Hoy puedo contar con alegría  que lo que esperaba que viniera aún cuando no lo veía en esos años de dificultad ahora lo estamos viviendo y disfrutando con mi familia, Dios es Fiel y nunca nos dejó, pero si nos recordó que no debemos perder la Fe eso nos mantendrá con Gozo aún en los momentos difíciles y que si estamos unidos como familia todo será más fácil de llevar.

Hebreos 11:1 PDT  "Ahora bien, fe es la realidad de lo que esperamos. Es la prueba palpable de lo que no podemos ver."

Termino haciéndote un reto, toma un papel y  un lápiz, y escribe de que manera vas a poner en práctica Hoy las cinco lecciones de Nanny Mcphee en tu familia y escribe el nombre de una persona con la que vas a compartir lo que aprendiste el día de hoy.

1. No pelear
2. Compartir con agrado
3. Ayudarse unos a otros
4. Ser Valientes
5. Tener Fe

miércoles, 6 de marzo de 2019

Unidos Triunfaremos


Unidad proviene del término en latín unitas y designa la calidad de lo que es único e indivisible.  Es o que se considera en forma en forma individual y no en plural.  Unidad puede significar el valor humano de mantenerse unido y solidario con otros grupos de personas.

Para poder triunfar debemos mantenernos unidos y enfocados en un mismo objetivo.

Muchas veces he escuchado a personas decir:  "Voy a cambiar al mundo", "Quiero un mejor futuro para mis hijos", "Quiero mi país sea diferente", etc., de hecho, yo mismo he dicho esas frases por muchos años de mi vida, y debo confesar, que en algunos momentos he llegado a pensar que no es posible.  

Pero cuando un pensamiento de desanimo atraviesa mi mente me topo con frases como está: 

"Cuando Dios los pone en la misma misión y pone Su amor en sus corazones por las mismas personas, eso es compañerismo."    Kris Langham

Hemos reducido el COMPAÑERISMO a un tiempo que compartimos con un grupo de amigos o personas tomando un café y riendo por las historias que escuchamos y compartimos.  Es un buen inicio el compartir con una taza de café, pero debemos coincidir en la misma misión y en el mismo amor por los demás.

Habemos muchos en este mundo que tenemos el mismo deseo, "Cambiar al mundo".  Pero que es lo que nos ha limitado para poder llegar a alcanzar esta meta: ¿El gobierno de nuestro país? ¿El sistema de leyes del país? ¿La corrupción? ¿La falta de recursos? ¿La falta de unidad?, podemos pensar que todo lo que se ha mencionado antes nos limita para lograr el cambio que soñamos ver, pero te animo a pensar por un instante si deberíamos agregar a esa lista de preguntas una más, ¿Mi actitud me está limitando o me está impulsando?

Si somos un grupo de personas con el mismo deseo deberíamos buscar la manera de estar unidos, solidarios en este recorrido por alcanzar la meta de ver una país transformado y diferente, tenemos la misma misión como dice la frase de Kris Langham que te mencioné antes, pero necesitamos tener algo más en la fórmula para alcanzar la transformación que buscamos, debemos tener el amor de Dios por nuestros semejantes.  

Solos por nuestra propia cuenta será más difícil lograr el sueño, pero si nos unimos triunfaremos.  Pero ojo, no se trata solo de nosotros, este sueño de cambiar y transformar al mundo no es tuyo y mío, el sueño pertenece a alguien más.  Alguien que ha estado en este mundo desde antes de que tu y yo naciéramos, alguien que tiene mucho más poder que tu, yo y todos los Avengers juntos.  Este sueño pertenece al Creador de todo lo que existe y podemos ver, este es el sueño de Dios.  

Dios fue el que puso en tu corazón y en mi corazón la misma misión, cambiar al mundo, pero necesitamos de su amor en nuestro corazón y en nuestras acciones diarias de la vida para que podamos llegar a alcanzar ese sueño.  Solo si nos amamos lo suficiente a nosotros mismo y a todos los que nos rodean lograremos ver el sueño de Dios cumplido.  

NO ES NUESTRO SUEÑO ES EL SUEÑO DE DIOS EN NUESTROS CORAZONES.

Cómo comparte Kris Langham en uno de sus devocionales: "Mi vida es la obra de Dios y la historia de Dios."

Necesitamos que Dios termine de completar la obra, el trabajo, que inicio en nosotros.  Solo así podremos Triunfar, Unidos unos a otros pero sobre todo Unidos a Dios.

"Estoy convencido de que Dios empezó una buena obra entre ustedes y la continuará hasta completarla el día en que Jesucristo regrese." Filipenses 1:6

Recuerda:

1. Es el sueño de Dios
2. Necesitamos vivir su amor.
3. Mi vida es la obra de Dios y la historia de Dios.
4. Unidos Triunfaremos