jueves, 21 de febrero de 2019

Construyamos el ARCA




¿Tienes el sueño de querer cambiar al mundo? ¿Haz tratado de hacer algunas cosas para que esto se vuelva una realidad? ¿Haz perdido la esperanza de que puedas lograrlo? ¿Hay personas que te han dicho cosas para desanimarte en tu sueño de cambiar al mundo?

Yo aún tengo el sueño de querer cambiar al mundo, he tenido momentos donde casi pierdo la esperanza de poder hacerlo, creía que debía hacer eventos o cosas muy grandes para que realmente contara y de esa manera marcara una diferencia, pero el Señor me enseñó que son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia, los pequeños milagros.

Hace algunos años encontré en una tienda por departamentos un cuadro sobre una mesa que estaba justo en el centro del corredor por donde estaba caminando, el pequeño cuadro tenía esta frase: "Busca los pequeños milagros y encontrarás que están por todas partes", me impactó tanto que no me pude resistir a comprarlo y llevarlo a mi casa.  Ese cuadro me recuerda cada vez que lo veo que Dios siempre nos va a dar la oportunidad de cambiar al mundo en cada una de las actividades que realizamos cada día.  No necesitamos hacer una convocatoria para diez mil personas, no necesitamos hacer una película o escribir muchos libros, lo que tenemos que hacer es iniciar en nuestra casa.

Para cambiar al mundo necesitamos hacer algo pequeño debemos construir el ARCA, déjame que te lo explique, ¿Cómo cambiamos al mundo? Actuando con Respeto, Cuidado y Amor (ARCA) yo se que puedes pensar ahora que el ARCA era un barco muy grande y que tiene esto que ver con buscar los pequeños milagros, el reto para todos hoy es poder iniciar a construir el ARCA en nuestro pequeño milagro que es nuestra familia, podemos cambiar al mundo todavía si ponemos en práctica esta acción con nuestra familia Actuando con Respeto, Cuidado y Amor es algo pequeño pero que puede hacer una gran diferencia en nuestra sociedad y nuestro país.

"Y no vivan ya como vive todo el mundo.  Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar.  Así podrán saber que es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto." Romanos 12:2 TLA

Podemos cambiar al mundo iniciando en nuestra casa, con nuestro pequeño milagro, solo debemos recordar que debemos hacerlo Actuando con Respeto, Cuidado y Amor, así veremos un futuro con familias renovadas viviendo en una sociedad transformada.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Demostremos que en verdad amamos!!!


Estamos a pocas horas de una celebración que se ha convertido en algo muy popular y motivo de gozo para muchos y motivo de tristeza y soledad para otros muchos, esto por la manera en que se a comercializado y se ha reducido el verdadero significado de la palabra Amor, tratando de limitarlo a una celebración en un día "especial" cuando el Verdadero Amor es mucho más grande de lo que nosotros podamos expresarlo o explicarlo.

Algunos dicen que el amor es un sentimiento, una emoción, muchas veces mal relacionado a la atracción de una persona por otra, llegando al punto de decir que es "mi amor platónico" o "mi amor verdadero" tomando esto de la idea del romanticismo; otros incluso hablan del "amor a primera vista" o también del "amor Clandestino", como la historia de Romeo y Julieta, también otros hablan o viven el "Amor a la Distancia"y algunos cantautores modernos lo han denigrado a que "pueden vivir felices los cuatro".  En fin muchas ideas, definiciones, puntos de vista e ideas de lo que puede ser el amor pero siempre lejos de lo que el Verdadero Amor Es.

El amor no se demuestra solo dando regalos, o diciendo palabras lindas, o enviando muchos emoticones con corazones, el amor se demuestra viviéndolo día a día, en la forma en la que respondemos, en la manera en la que tratamos a los que nos rodean, en como yo hago las cosas sin esperar nada a cambio.

1 Juan capítulo 4:16 nos dice claramente que es el Amor, o mejor dicho nos dice quien es El Amor, "Sabemos y creemos que Dios nos ama, porque Dios es amor." (TLA)  El Amor no es un sentimiento, no es una emoción, no es un día para celebrar, El Amor es Dios.

Si de verdad queremos demostrar que amamos debemos amar en la manera que Dios nos ama a nosotros. El amor de Dios es incondicional, es decir, que no espera nada a cambio.  Aún cuando nosotros no respondemos en obediencia a el amor de Dios el nos sigue amando.  "El verdadero amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo, para que nosotros fuéramos perdonados por medio de su sacrificio." 1 Juan 4:10 TLA  l 

Dios nos pide que lo amemos a El con todo lo que somos, con todo nuestros ser, espíritu, alma y cuerpo, pero también nos pide que amemos a los demás, a nuestro prójimo, a nuestros semejantes, a todos los que nos rodean; esto incluye a aquellos que no nos caen bien, a los que nos han hecho daño, a nuestros padres, a nuestros hermanos a toda nuestra familia.  

La Biblia habla del amor Filial podemos decir que este debería ser el amor que tenemos por nuestros padres, el padre debe demostrar este amor basado en autoridad, respeto y protección que es lo que le debe brindar a sus hijos, pero los hijos deben amar a sus padres  entendiendo que deben obedecerlos porque son las personas que los educan y los protegen.   

La Biblia también habla del amor fraternal, que debemos tener hacia nuestros hermanos y hacia aquellos que no son hermanos de sangre pero con los que convivimos durante mucho tiempo de nuestra vida.  Yo me atrevo a decir aquí que es el amor que debemos tener hacia todos los que nos rodean.  Esta es una de las mejores maneras en las que podemos Demostrar que en verdad amamos, tratando a todos fraternalmente.

"Nosotros amamos a nuestros hermanos porque Dios nos amó primero. Si decimos que amamos a Dios, y al mismo tiempo nos odiamos unos a otros, somos unos mentirosos. Porque si no amamos al hermano, a quien podemos ver, mucho menos podemos amar a Dios, a quien no podemos ver. Y Jesucristo nos dio este mandamiento: «¡Amen a Dios, y ámense unos a otros!»" 1 Juan 4:19-21 TLA

No podemos decir que amamos a otras personas si no amamos primero a Dios.  Pero también parte importante de poder amar a otros es que yo me ame y valore a mí mismo.  Tengo que tener amor propio, se habla de amor propio en referencia a la aceptación, el respeto, las percepciones, el valor, los pensamientos positivos y las consideraciones que tenemos hacia nosotros mismos.  Pero muchas veces no tenemos amor propio por nuestro contexto, por las dificultades y situaciones que hemos vivido en el pasado, en otras palabras no podemos amar porque tenemos temor.  Temor a ser rechazados, temor a ser engañados, temor a no llenar las expectativas, etc., etc.  La única manera de poder superar esta situación es conociendo y aceptando al Verdadero Amor.  y entendiendo que no se trata de cuanto yo pueda amar a Dios si no de que El me amó a mí primero, "Nosotros amamos a nuestros hermanos porque Dios nos amó primero." 1 Juan 4:19 TLA   Esto hace toda la diferencia si yo entiendo y acepto que Dios me amó primero no por lo que hago o por lo que tengo sino por lo que significo para El,  entonces podré iniciar el proceso de amar a los demás.

Solo recibiendo a Jesús en nuestros corazones podremos ser libres del temor y podremos demostrar que amamos en verdad.  El amor de Dios es el que hecha fuera todo temor que podamos tener en nuestra mente y en nuestros corazones.  En este "mes del cariño" y el resto del año te reto a que Demostremos que en verdad amamos, cumpliendo lo que Dios nos pide en su palabra: 

"Si en verdad amamos a los hermanos, y si vivimos como Jesucristo vivió en este mundo, no tendremos por qué tener miedo cuando Jesús venga para juzgar a todo el mundo. La persona que ama no tiene miedo. Donde hay amor no hay temor. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue, es porque no ha aprendido a amar. Y Jesucristo nos dio este mandamiento: «¡Amen a Dios, y ámense unos a otros!»" 1Juan 4:17,18 y 21 TLA

Recuerda:
1. Dios nos amó Primero
2. Debemos amar a todos los que nos rodean (esto incluye a tu familia)
3. Debemos amarnos a nosotros mismos
4. El amor de Dios hecha fuera todo temor (debes conocerlo y recibirlo en tu corazón)
5. Amar a Dios y a los demás es un mandamiento que El nos dejó.
6. Demostremos que amamos por medio de lo que hacemos.

¿De que manera vas a demostrar el amor el día de hoy?